lunes, mayo 27, 2024
InicioOpinionesNecesidad de una ofensiva final de la oposición

Necesidad de una ofensiva final de la oposición

Por Juan López

Faltando menos de dos semanas, en el panorama electoral se ven claramente delimitados los objetivos y metas de los dos bloques que están compitiendo: a) El bloque reeleccionista  (PRM y 20 aliados) empeñados en ganar en primera vuelta, con más del 50+1 de los votos emitidos para la presidencia; y b) El bloque “Alianza Opositora Rescate RD”, formado por PLD-FP-PRD, pujando por la necesidad de una segunda vuelta electoral.

Mediante diferentes mecanismos y abundantes recursos, los reeleccionistas han implementado la estrategia mediática de “vender la percepción” de que el presidente Abinader supera el 60 % en la intención del voto, razón por la cual alardean  de la victoria en primera vuelta.

Mientras que los líderes y candidatos del bloque opositor se apoyan en referentes históricos electorales en nuestro país, en cálculos matemáticos de la intención del voto que reflejan las encuestas que, para fines de trabajo, han realizado, en sus propuestas de gobierno y en las actividades proselitistas que les restan por realizar, para pronosticar la necesidad de una segunda vuelta. Ante esa disyuntiva, presentamos algunas sugerencias para la alianza opositora:

Realmente, existen probabilidades de la segunda vuelta para lo cual es menester que los partidos y candidatos de la oposición se enfoquen en dar millas extras, llenar de entusiasmo sus actividades proselitistas a implementar en esta fase final.  También consolidar la unidad del bloque y exponer las garras de verdaderos gladiadores gestionando el triunfo electoral.

A esos propósitos, el bloque opositor está compelido a intensificar sus mensajes cuestionando más frontalmente las debilidades y errores del actual gobierno; simultáneamente,  presentar sus  propuestas de soluciones. Esas acciones deben ser 24/7 y por todos los medios que permita la campaña.

Los candidatos congresuales (senadores y diputados) de los partidos PLD-FP-PRD y otros aliados de oposición, en sus respectivas demarcaciones, deben implementar acciones más directas y activas para aumentar las conquistas de la franja que, a la fecha, no ha definido por quienes votarán,  el 19 de mayo.

Hay que utilizar con claridad, contundencia  y precisión los diferentes medios de comunicación y redes sociales, principalmente con propuestas y denuncias claras, para divulgar los aspectos esenciales de sus programas de gobierno para el período 2024-28.

Tienen que multiplicar las denuncias y propuestas en torno a los principales problemas que mantienen en zozobras y afectan la calidad de vida de importantes sectores del  pueblo:  a)  la inseguridad ciudadana, b) el alto costo de la canasta alimentaria, c) la carencia de desempleos, en especial entre la juventud, d) la blandenguería del gobierno  con los inmigrantes haitianos indocumentados, e) la ausencia de los incentivos gubernamentales para nuestros  productores agrícolas, f) la incapacidad del gobierno para solucionar la crisis del tránsito vehicular en las ciudades.

También g) denunciar los actos de corrupción en el actual gobierno que, sabichosamente,  están siendo apañados  y no son abordados por el  Ministerio Público “independiente”, ni siquiera con invitaciones para “conversar” y h) En las cuatro grandes provincias donde la alianza opositora participa con un solo candidato a la senaduría, realizar actividades masivas con la participación de los líderes y candidatos de los partidos PLD-FP-PRD.

Es imprescindible asignar prioridad al conjunto de actividades relacionadas con el “día D”: a) Seleccionar y reforzar técnicamente  el  equipo  que representará a los partidos en los recintos  y colegios electorales. b)  Multiplicar y entusiasmar los equipos destinados a buscar y llevar personas a votar. c) Preparar, con tiempo,  todo lo relacionado con las “logísticas” y materiales a utilizar en el transcurso del “día D” para garantizar el voto de los simpatizantes de los candidatos de la oposición. d) Contratar sendas firmas para realizar, al mediodía, del 19 de mayo,  encuestas a “boca de urnas” para reforzar, en la tanda vespertina, los flancos débiles de la votación.

Obviamente, los equipos de comunicación de la oposición implementarán una  efectiva dinámica para  socializar y divulgar las actitudes del reeleccionismo que pretendan afectar la equidad, libre acción de los ciudadanos y colocar un firme  torniquete contra  las espurias “compras de cédulas y votos”.

Actuando así en la ofensiva final, la segunda vuelta para el 30 de junio se hará mucho más factible. Los objetivos-metas se alcanzarán,  para garantizar el triunfo electoral de la “Alianza Opositora Rescate RD”, el domingo 30 de junio.

RELATED ARTICLES

Most Popular